Así lo informó la fundación social Cordoberxia mediante un comunicado publicado en Facebook, en el cual dijo que Rodríguez Narváez “fue ultimado a tiros por hombres que se movilizaban en una motocicleta”, en inmediaciones a la vereda Nueva Unión.

El asesinato ocurrió en la tarde del viernes, pero se conoció hasta este sábado gracias al reporte de Cordoberxia.

La víctima era miembro de la asociación Unión de Familias Desplazadas y Vulnerables de Tierralta (Ufadesvul) e integrante de la Red de Derechos Humanos del Sur de Córdoba, añadió la fundación denunciante.

“[Luis Darío Rodríguez Narváez] adelantaba procesos de reivindicación de derechos en requisición de tierras para familias reasentadas en el marco de la inundación de las tierras del Alto Sinú por la hidroeléctrica URRÁ 1. Recientemente requirió a la Procuraduría General de la Nación, a la Defensoría del Pueblo, entre otras instituciones del Estado, como activista de Ufadesvul para requerir la tenencia y propiedad de las tierras denominadas para ellos como ‘Nueva Colonia’, que permitiera garantizar la soberanía alimentaria y la reparación a los hijos e hijas de los reasentados por la hidroeléctrica Urrá 1”, precisó el comunicado.

Andrés Chica, director de Cordoberxia, aseguró a Blu Radio que este líder social había denunciado amenazas de muerte en la Fiscalía tras emprender el citado proceso de restitución de tierras.

“La gente está muy asustada porque los móviles [de este homicidio], además de ser muy confusos, se ciernen sobre hipótesis asociadas a grupos armados ilegales”, indicó Chica en Noticias Caracol.

El coronel Jairo Baquero Puentes, comandante de la Policía de Córdoba, le expresó a Caracol Radio que la familia de Rodríguez Narváez no refirió que este fuera líder social.

Esta muerte se suma a la del líder campesino Jorge Luis Betancourt, quien fue asesinado en su casa en Montelíbano, también en el departamento de Córdoba, el pasado 13 de enero.

De acuerdo con el más reciente reporte del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), hasta el 16 de enero se contabilizaban 20 asesinatos de líderes sociales y/o defensores de Derechos Humanos en lo corrido de este año en todo el país, además del homicidio 3 excombatientes de la guerrilla de las Farc firmantes del acuerdo de paz, en el mismo periodo.

Con el asesinato de Luis Darío Rodríguez Narváez, la preocupante cifra de líderes sociales asesinados este año ascendería a 21.