“Urgente presidente Iván Duque denuncian que hoy asesinaron a Yordan Tovar dirigente sindical campesino”, dijo el Colectivo de Abogados Alvear Restrepo en sus redes sociales.

Tovar era directivo del Sindicato de Trabajadores Campesinos Fronterizos del Putumayo (Sintcafromayo).

Organizaciones sociales han denunciado que varios líderes sociales del Putumayo han sido amenazados de muerte pero que ni el Gobierno Nacional ni departamental han tomado medidas para defender la vida de estos ciudadanos, en su mayoría campesinos.

El pasado 7 de enero, la activista Gloria Ocampo, de 37 años, fue asesinada junto con otra persona en una zona rural del departamento colombiano de Putumayo, que se constituyó en el primer homicidio de un líder social este año en el país.

Ocampo era secretaria de la Junta de Acción Comunal (JAC) de la aldea La Estrella y junto con ella fue asesinado a tiros un hombre identificado como Heladio Moreno, de 69 años.  La mujer era activista a favor de la sustitución de cultivos ilícitos en La Estrella, según versiones de personas de la región.

El pasado martes la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos denunció que al menos 107 defensores de derechos humanos murieron asesinados en Colombia durante 2019, y en los primeros 13 días de 2020 murieron otros 10, aunque organizaciones sociales como Indepaz ya los cifran en 20 y hasta 21 si se agrega un excombatiente de las Farc también asesinado en lo corrido del año.

Las cuentas de la Defensoría del Pueblo hablan de 118 líderes sociales asesinados en 2019 y de un total de al menos 555 entre el 1 de enero de 2016 y el 31 de octubre de 2019.