“En repetidas ocasiones (el árbitro) fue muy sesgado y los jugadores se fueron cansaron de eso. Hubo una jugada en la que la reanudación del partido se demoró 4 minutos y me parece que eso no es un buen ejemplo para el mundo del fútbol. Esto debe ser un juego con virilidad, determinación y un juego de hombres, y no con tanta payasada”, aseguró Juan Carlos Osorio en la rueda de prensa.

El artículo continúa abajo

Y es que en el transcurso del juego, cuando Brasil ganaba 1-0 y México buscaba el empate, hubo un roce entre Miguel Layún y Neymar en el que el jugador ‘azteca’ piso el tobillo del brasileño.

Lo cierto es que los gestos de dolor de ‘Ney’ fueron sobreactuados razón por la que el partido no se reanudo de manera rápida. No obstante, el jugador se repuso sin problemas y pudo continuar  en la cancha, incluso fue elegido como la figura tras un gol y una asistencia.

México no pudo lograr el anhelado quinto partido, y desde hace 7 Mundiales seguidos se queda en octavos de final. El colombiano también se disculpó con la afición ‘azteca’, ya que ese era uno de los objetivos y les agradeció por el apoyo.

Acá las declaraciones del entrenador Osorio: