Quintero le contó al programa Los Informantes que prefiere que lo llamen por su nombre y su apellido, y no con apelativos o sobrenombres que tengan que ver con su estatura, su peso o su afición por la música.

El futbolista, que hace parte de la plantilla profesional del River Plate de Argentina, admitió que ha sido víctima de maltrato y discriminación por parte de dos técnicos de fútbol. Uno de ellos le dijo que con esa estatura (1,68 metros) solo serviría para vigilante; y un estratega francés se atrevió a decir que era un jugador “desenfocado”.

Mi enfoque es jugar fútbol, nada más que eso”, señaló el talentoso centrocampista colombiano que, con apenas 19 años de edad, ya había desembarcado en el fútbol europeo, en el Pescara de Italia, destacó Los Informantes.

El talentoso zurdo de la Selección Colombia agregó que es un hombre susceptible a las emociones de la vida, pero con una enorme pasión por el fútbol y la música. Reconoce que los rumores lo atormentan y que llora con frecuencia, especialmente cuando recuerda a su hija y a su padre, Jaime Enrique Quintero, que fue desaparecido cuando él era apenas un niño.

Sobre James Rodríguez, Quintero fue muy preciso en marcar las diferencias futbolísticas que los distinguen en la cancha:

 “Hay cosas que él tiene que yo no tengo y cosas que yo tengo que él no tiene. James es más alto, más potente, yo soy un poquito más bajito, más tranquilo en el campo. Él (James) es una persona que trabaja mucho, que se esmera y que marca diferencia”, dijo el futbolista en el programa.

El artículo continúa abajo

Sobre el técnico argentino José Pékerman dijo que “es un buen entrenador, que es una persona humilde, sentimental, que te dice la verdad, que te hace sentir importante y que cuando cometes errores te los hace ver. Solo tengo palabras de agradecimiento y admiración para el ‘profe’”.

Y sobre el Real Madrid dijo que es un sueño jugar en ese equipo en algún momento de su carrera profesional.

Vea aquí la edición de Los Informantes: