Y es que hasta ahora el gato Aquiles, que está en San Petersburgo (la misma ciudad en la que Argentina logró la clasificación), tenía un buen prestigio, ya que les había atinado a los 3 resultados que había predicho en este Mundial.

El artículo continúa abajo

Sin embargo, una genialidad de Lionel Messi y un tanto agónico de Marcos Rojo acabaron con la credibilidad de quien, hasta ahora, había sido considerado como el ‘heredero’ del famoso pulpo Paul, que en Sudáfrica 2010 ganó fama mundial por predecir que España quedaría campeona.

Naturalmente, en redes sociales los hinchas argentinos no escatimaron críticas, insultos y burlas para atacar al gato que, además de no acertar en el resultado del que fue el partido más importante de Argentina en años, muy seguramente también les dañó las apuestas a muchos que confiaron en su criterio ‘felino’.

Estos son algunos de los comentarios más destacados contra el gato Aquiles: