La imagen hace parte de una colección especial de ropa lanzada por Gap en colaboración con la presentadora Ellen De Generes, y en donde, como es usual en esta marca, se recurre a un grupo de gente para protagonizar los avisos de la campaña.

En este caso son 4 niñas, tres blancas y una negra, y esta última es precisamente el objeto de la polémica. La men0r, de camiseta rosada con la leyenda ‘Love’ aparece en el centro de la imagen, al lado de la más espigada de las niñas blancas que apoya su codo y brazo sobre su cabeza.

Las otras dos niñas, entre tanto, hacen poses de gimnasia y ballet. Esta es la foto.

Ha sido tal la molestia de la gente con la campaña que tildan de racista por la pose de la niña blanca frente a la negra, que inundaron el hashtag #GapKidsxED (creado por la marca para promocionar su colección) con todo tipo de mensajes de rechazo, como estos:

“Las niñas negras no son muebles”, dices este tuit.

O estos otros en los que se dice que su campaña es racista y que su nuevo aviso prueba que las niñas negras pueden ser apoyabrazos.

La marca ha decidido defenderse mandando mensajes positivos, con el mismo hashtag, sobre la inclusión y el empoderamiento de los niños, que era finalmente el mensaje de esta colección. También ha posteado otras imágenes de las dos pequeñas que quedaron en el centro de esta polémica.

Así mismo, otros han recordado campañas anteriores de la misma marca en donde la niña negra se recuesta sobre la blanca sin que el gesto haya generado ningún tipo de portesta.