El servicio de energía y gas natural son los que se encarecerán en agosto, por el descongelamiento de la tarifa, mientras que el del agua mantendrá el mismo costo hasta el 31 del próximo mes.

No obstante, el pago para la energía y el gas podrá ser diferido, tal y como sucedió en los anteriores 3 meses y, si paga a tiempo, recibiría un descuento del 10 %.

Aún así, es muy posible que se dé un pequeño incremento, pues en la próxima factura de los servicios públicos les empezará a llegar la cuota a los usuarios que difirieron el pago de las facturas de los anteriores meses, de acuerdo con Noticias Uno.

A eso se le suma que la Corte Constitucional tumbó el decreto que permitía que las alcaldías y entes territoriales cubrieran parte del pago de la factura del agua de los ciudadanos más vulnerables.

De igual manera, este 31 de julio termina el periodo de gracia que los bancos habían dado para pagar deudas. A los usuarios que no se acogieron al Programa de Acompañamiento a Deudores (PAD), lanzado por la Superintendencia Financiera para seguir con los beneficios, les empezarán a cobrar las cuotas diferidas.

Además, se reactivan pagos como el impuesto predial en Bogotá y Barranquilla y, para la capital, a partir del primero de agosto es obligatorio tener renovada el certificado de la técnico-mecánica del carro; de lo contrario, podrá ser multado.