Mediante un comunicado de prensa, la cartera anunció que los recibos correspondientes a julio de los servicios de gas y energía eléctrica se podrán deferir, como se hizo en abril, mayo y junio, respectivamente.

Los estratos 1 y 2, según el ministerio, tendrán un plazo de hasta 36 meses para pagar la factura sin recargo adicional. Asimismo, contarán con un descuento del 10 % en el valor no subsidiado, si cancelan el recibo en la fecha estipulada.

“Desde el primer momento de la emergencia por el COVID-19 nuestra prioridad ha sido asegurar el servicio de energía y gas para los hogares colombianos y sectores clave como la salud y el transporte”, manifestó Diego Mesa, jefe de ese despacho. 

En cuanto a los estratos 3 y 4, los plazos pueden ser de hasta 24 meses, mientras que los estratos 5 y 6 tendrán la oportunidad de concretar un acuerdo con el operador del servicio para diferir los pagos.

El ministerio, por último, señaló en el comunicado que las compañías prestadoras de estos servicios públicos tienen la autorización durante este mes de contratar créditos directos con la FINDETER (Financiera de Desarrollo Territorial), con el objetivo de financiar estas medidas.

“En este sentido, hemos generado alivios para los usuarios y alternativas para la liquidez de las empresas, normas que recientemente fueron avaladas por la Corte Constitucional”, concluyó Mesa.