Desde que el ministro de Hacienda, José Antonio Campo, anunció que cambiarían los impuestos por las ganancias ocacionales, que actualmente están en el 10 %, también se supo que habría un cambio en el dinero que les llegará a las personas que ganan las loterías, el Baloto y otros juegos de azar de esas características.

¿Por qué se está hablando de a quiénes afecta la reforma tributaria en Colombia? Conoce acá el contexto de esta noticia

Actualmente, lo estipulado es que esas personas deben sacar el 20 % de sus ganancias para pagar esos impuestos, pero, según la reforma tributaria que ya está en manos de los congresistas, la cédula general tiene una tabla de tarifas marginales con una máxima de 39 %, en el que se agrega que las ganancias ocasionales están gravadas a tarifas de 10 % o 20 % (siendo esta última la tarifa para los premios por loterías).

Esto, sustenta el Ministerio, tendrá un “tratamiento diferencial” que “implica que dos personas con el mismo nivel de ingresos pueden contribuir montos diferentes por percibir tipos de ingresos distintos, lo que afecta la equidad horizontal del impuesto de renta”.

(Vea también: Modificarán tres artículos de la reforma tributaria; le meterán mano a la comida, otra vez)

Recientemente, en Colombia hubo un nuevo multimillonario por cuenta del Baloto. Una persona de Villavicencio se llevó el ‘gordo’ de 46.000 millones de pesos y aunque todo el dinero no le llegará a su poder por lo anteriormente descrito, sí le llegará 36.800 millones de pesos, en caso de que lo recibe pronto.

Sin embargo, en caso de que la reforma tributaria fuese aceptada con los valores y conceptos que tiene actualmente, el ganador del Baloto ganaría 28.060 millones de pesos, si es que la plata le llega luego de que se ponga en vigencia la nueva ley.

La diferencia entre los dos valores es de 8.740 millones de pesos, que quedarían a disposición de las autoridades competentes.

Lee También

Reforma tributaria de Gustavo Petro: más impuestos a ganadores

Son miles de colombianos los que juegan y sueñan con ganarse la lotería o el baloto. A diario, a los lugares de venta van hombres y mujeres que pagan diferentes valores en busca de cumplir ese objetivo.

En esta nueva administración del Gobierno Nacional, estas personas se convertirían en parte de los nuevos ricos de Colombia y deberían empezar a pagar más tributos de diferente índole.

Teniendo como referencia los artículos de la reforma tributaria, a un ganador de lotería también le correspondería empezar a pagar el impuesto al patrimonio. Se sabe que las personas con un patrimonio superior al 5.000 millones de pesos deberán pagar el 1 %.

Aunque estos impuestos ya existen y son pagados por todos aquellos que ganan los diferentes sorteos, en la reforma tributaria se busca un recaudo mayor de aquellos que ganan mucho dinero, tal como sucede en otros países.