Las imágenes captadas por Pulzo dan cuenta de la gigantesca concentración que se vio en Bogotá este sábado en la mañana. Si bien la capital está tratando de adecuarse a una ‘nueva realidad’ para reactivar la economía, esta debe cumplir con todos los requisitos de bioseguridad.

El distanciamiento social es vital para enfrentar la propagación de la COVID-19; no obstante, a muchos capitalinos no pareció importarles y se fueron para el centro para comprar más barato en el popular madrugón.

Los videos dejan ver ríos de gente transitando por las calles de Bogotá. La oferta es variada: algodones de azúcar, camisetas, ‘shorts’ para dama, zapatos y gorras.

Seguramente, sin el distanciamiento, el coronavirus también está a la orden del día, pero a la enfermedad no la están ofertando en el perifoneo ambulante. ¿Será por eso que la ignoran quienes allí se concentran?

Situación constante en el centro

No es la primera vez que esta escena se ve en la capital de la república después de que se eliminaron las cuarentenas. Este miércoles, en San Victorino reportaron caos por el nivel de concentración

Muchos cuestionaron que no hubo control de las autoridades para que el comercio funcionara con las debidas normas de bioseguridad. El mal fue el mismo: no hubo distanciamiento por ningún lado.

La misma alcaldesa Claudia López reaccionó cuando le preguntaron por esa actitud de los bogotanos que se amontonaron. Muy a su estilo, los responsabilizó y les lanzó una aguda pulla.

“Malo porque salen y malo porque no salen. Tienen que aprender a salir como adultos. Es que yo no soy la mamá, yo soy es la alcaldesa“, manifestó la mandataria en su momento.