Según Gary Neuman, terapeuta de pareja y autor de ‘La verdad sobre el engaño’, los amantes proporcionan una mayor libertad sexual y por esto muchos prefieren darse este gustico.

El especialista cuestionó a un grupo de hombres infieles y el 70 % de ellos aseguró que el sexo con su amante era mejor: se sentían más satisfechos y ella nunca se negaba a tener uno de estos encuentros.

Calambre

Artículo relacionado

[Video] El semen y otras razones por las que dan calambres durante el sexo

Por otro lado, Soy Carmín consultó a la sexóloga Rosa Guevara, quien dijo que hay dos aspectos específicos que mejoran la experiencia sexual con un amante y son: novedad y curiosidad. Con la pareja entran en la monotonía, carecen de creatividad y el sexo se vuelve costumbre, no se disfruta.

La especialista compara a los amantes con el momento en el que un niño tiene un juguete nuevo. La química sexual se dispara y todo se vuelve más emocionante (por la adrenalina). La experiencia es diferente desde el beso hasta las técnicas de seducción.

Pareja en la cama

Artículo relacionado

Tener sexo con tu ex es la mejor forma de superar la tusa, según estudio

Además, Guevara le aseguró al medio que si los amantes se convirtieran en algún momento en las parejas oficiales tendrían el mismo problema en la cama. Pues esta unión implica una serie de compromisos que van desde pagar el arriendo hasta convertirse en un equipo.

La sexóloga también explicó que las relaciones extramatrimoniales son idóneas para dar rienda suelta a las fantasías y para tomar riesgos. Cuando en las relaciones no hay una comunicación idónea no se pueden revelar deseos con libertad y esto castra la intimidad.