Aunque para muchos esta alternativa les parece poco segura y se sienten incómodos al practicarla, Tanja Diamond, autora de ‘Beyond sex: Tantra’, le dijo a Cosmopolitan qué hacer para que las personas quieran hacer más de una videollamada al día.

Estas son las recomendaciones dadas por la experta:

  • Escriba las 10 cosas que le gustaría hacer en el encuentro, esas que lo enloquecen y que, quizá por pena, nunca ha dicho; allí podría incluir el rol que quiere desempeñar, juegos, prendas que le gustaría usar o tipo de masturbación. Luego, envíeselo a su pareja.
  • Deje los temores de lado. Alimente la vista de su pareja sin pena y use esas prendas que tanto encienden la llama. La música también es una forma de alimentar el ambiente.
  • Un lubricante nunca sobra, y más cuando se quiere jugar bastante. El contacto será más intenso y las sensaciones pueden incrementar, dependiendo del que se use.
  • Derrita el hielo que pueda producir el momento. Haga bromas con su pareja, dígale cómo se siente y qué desea; alimente las fantasías antes de cumplirlas. “La risa hace que su sangre comience a fluir y eso es bueno para su excitación”.
  • Relaje su cuerpo, respire y envíe oxígeno a cada parte. Las respiraciones pesadas no son malas y más cuando se habla de sexo, pues aumentan el deseo y juegan con los instintos.
  • Tóquese, hágalo como le gusta y enséñele a su pareja cuál es la forma con la que más se enciende.
  • Aproveche la distancia y su deseo acumulado para sacar su lado más dominante. Dele órdenes y haga que las cumpla a detalle, que se desvista, que se toque como quiere y aprenda en el camino.
  • Es hora de usar la lista de deseos; sáquela y cumpla con lo que escribió, tome turnos para pedir y para hacer. La comunicación será la clave para llegar al orgasmo que seguro tendrá.