Timothy Wilks, de 20 años, falleció baleado en la noche del viernes 5 de febrero en el parqueadero del parque de diversiones y trampolines Urban Air de la ciudad de Nashville (Tennessee), publica el diario local Tennessean.

Según relata ese medio, Wilks pretendía grabar, con la ayuda de un amigo, un video broma para publicar en su canal de YouTube.

El joven se acercó a un grupo de personas que estaban en el parqueadero de Urban Air y sacó unos cuchillos de carnicero para amenazar a sus víctimas, de la broma.

Sin embargo, nunca se le pasó por la cabeza que algunos de los presentes estaba armado y así fue. David Starnes, de 23 años, tenía una pistola y al verse amenazado, no dudo un segundo en desenfundar su arma, indica el rotativo estadounidense.

Aunque el Tennesean no especifica cuántos disparos recibió Timothy Wilks, sí señala que Starnes esperó a que llegara la policía y admitió que había disparado, pero en defensa propia.

El tirador aseguró que no sabía nada de que se trataba de una broma y que usó el arma en su defensa. Por estos motivos, aunque el caso continúa en investigación, las autoridades no han presentado cargos contra David Starnes, finaliza el mismo diario.