De acuerdo con el diario The Local, el sujeto pagó por sexo a 2 prostitutas con el dinero falso. Los hechos se remontan a junio y octubre de 2019, donde dio 2.000 euros (más de 8 millones y medio de pesos colombianos) en la primera ocasión y 10.000 francos suizos (casi 40 millones) en la segunda.

Una de las trabajadores sexuales que fue engañada por el hombre contó a las autoridades que al otro día intentó depositar el dinero a su banco, pero que el cajero automático no lo recibió.

Al revisar las billetes con más detalle, se dio cuenta de que “se veían extraños, por lo que decidió ir a la policía y denunciar.

“Estaba oscuro en el apartamento, las cortinas estaban cerradas. Los billetes realmente parecían reales. Solo cuando más tarde no fueron aceptados por el banco, vi que eran falsos”, dijo la mujer de 39 años al tribunal penal de Basilea, citada por el rotativo suizo.

Tras las denuncias, la policía de Basilea registró la casa del cincuentón y encontró una impresora de inyección de tinta y dinero impreso por él mismo. “Muy mal falsificado, dijeron sobre el dinero hallado.

Los billetes no tenían características de seguridad, mientras que algunos se imprimieron “al revés”, detalló Lucius Hagemann, juez que llevó el caso, citado por The Local.

Finalmente, el hombre fue condenado a 3 años de cárcel por fraude, falsificación y circulación de dinero falso, finaliza ese diario.