En las imágenes virales difundidas en Facebook, YouTube y Twitter, se ve que una mujer se acerca junto a su hija al altar para recibir la bendición del cura.

Luego de rezar el ‘Padre nuestro’ y hacer la señal de la cruz, el sacerdote extendió su mano para bendecir a la niña, quien interpretó ese gesto de otra manera.

La pequeña alzó su mano y chocó la del religioso. La madre, apenada, agarró a su hija, mientras el cura trataba de seguir con su bendición, pero la risa que le causó la inocencia de la niña no lo dejaba.

Tanto así que tuvo que tomarse un segundo para continuar con la oración. Esa gracia fue compartida por miles de internautas en redes.

Por ejemplo, Henry Ibarra fue uno de los primeros en publicar el video y en su cuenta de Facebook este tiene casi 100.000 reacciones, 200.000 compartidos, 22.000 comentarios y 5 millones de reproducciones.