Los niños, cuyas edades no fueron reveladas, cruzaron una cinta de seguridad mientras jugaban a atraparse ente ellos; fue en ese momento que derribaron la escultura, informó CGTN.

De acuerdo con el medio, la pieza es una obra del artista español Miguel Arribas y representaba el castillo de Cenicienta del parque Walt Disney, en Orlando, Florida.

El canal de noticias agregó que al escultor le tomó 500 horas completar la escultura, que tiene agujas fabricadas en oro de 24 quilates y está avaluada en 64.000 dólares, equivalentes a unos 233 millones de pesos.

Aunque los directivos del museo contactaron a Arribas para arreglar la escultura, él no ha podido viajar hasta China debido a las restricciones de vuelos que hay por la pandemia, reportó Daily Mirror citando medios locales.

Los padres de los menores ofrecieron disculpas por lo sucedido y se comprometieron a pagar las reparaciones de la escultura, aunque aún se desconoce cuánto podrían llegar a costar, concluyó CGTN.