Las imágenes fueron registradas por Keitaro Simpson en Nagoya (Japón) y se viralizaron rápidamente debido a la inquietud que muchos compartían.

La grabación llegó hasta Kaeli Swift, una experta en aves que, en entrevista con Daily Mirror, le dio una explicación a la extraña pose del animal. Ella confirmó que se trataba de un cuervo y que en ese momento él estaba tomando el sol:

“Cuando las aves toman el sol, dejan caer sus alas y ladean sus colas”.

Swift añadió que, por lo general, las aves abren la boca y ponen su cuerpo más cerca del suelo para recibir el sol, pero en este video no se ve porque tal vez Simpson grabó al cuervo “en un momento de transición”.

Dave Slager, científico de aves, ofreció otra explicación para lo que se ve en el video. Según su testimonio, recogido por el medio británico, el cuervo podría estar mal de salud.

En su opinión, la quilla del ave (una extensión del esternón) “se ve muy pronunciada, lo que podría indicar una pérdida del músculo de la pechuga. A menudo, las aves cansadas o hambrientas inclinan sus alas hacia abajo de esta manera”.

A continuación puedes ver las imágenes del curioso cuervo, que ya tienen más de 256.000 ‘me gusta’: