Fue tal el nivel de tensión, que el operativo comenzó a las 7:00 de la mañana de este martes y terminó nueve horas después gracias a un acuerdo, apuntó Citynoticias.

El lugar, que estaba bajo extinción de dominio, había sido invadido por más de 20 personas que se resistían a salir del lugar, pues argumentaron que ese era el único sitio en el que se podían refugiar durante la pandemia por COVID-19.

Después de varias horas, algunas personas se concentraron en el techo del inmueble y entre ellos un hombre amenazó con hacer explotar un cilindro de gas. La situación cada vez era más complicada.

El Esmad tuvo que llegar

Con ese panorama, fue necesario que hicieran presencia el Escuadrón Móvil Antidisturbios, los bomberos y el grupo de operaciones especiales de la Policía, que monitoreaba los tejados para vigilar a los desalojados.

Finalmente, ante la llegada de la Fuerza Pública, los ciudadanos que iban a ser desalojados accedieron a hablar con los funcionarios del Distrito. 

Expusieron que no tenían recursos ni otro lugar en donde refugiarse. Además, señalaron que entre de los desalojados había adultos mayores y muchos animales. 

Después de la negociación, fueron llevados a un hogar de paso y la casa, de acuerdo con el medio bogotano, será demolida.

Estas son las imágenes del momento de tensión (desde el minuto 3:31):