Ese punto de la ciudad se conoció en el epicentro de los enfrentamientos entre los manifestantes y el Esmad, luego de que los plantones de la Plaza de Bolívar fueran disueltos a la fuerza por ese grupo policial.

Dicha estación, como todas las del Eje Ambiental, fueron cerradas desde pasadas las 2:00 de la tarde cuando las movilizaciones de toda la ciudad comenzaron a concentrarse en el centro, muy cerca del Banco de la República.

Pero un grupo de manifestantes decidió quedarse por varias horas allí y tener enfrentamientos intermitentes contra las autoridades. No obstante, en ese momento los jóvenes que protestaban allí no estaban provocando a los uniformados y solo gritaban arengas sin ningún acto violento.

Hay un momento en el que llegaron varios jóvenes en ciclas y es justo en ese momento en el que el Esmad lanza una aturdidora. El humo no deja ver dónde cae el artefacto, pero algunos veedores de derechos humanos logran ver que el disparo impactó a uno de los asistentes.

Inmediatamente corren a prestarle atención y le piden a los uniformados que detengan los disparos porque hay un herido. Otros manifestantes lo arrastran algunos metros hacia la fachada de los edificios y todos los asistentes lo rodean.

Los integrantes del grupo de derechos humanos forman un cordón alrededor del joven mientras algunos paramédicos le brindan atención. Luego, los periodistas de Pulzo corroboran que son dos las personas que reciben atención médica, afortunadamente ninguno tuvo lesiones graves, como se ve en el video que abre esta nota.

Además, la cuenta de Twitter Colombia Informa mostró otros instantes de la situación y algunas imágenes de los jóvenes heridos por los agentes de la Policía:

En la jornada de manifestaciones, 9 personas fueron capturadas en 2 ciudades. Una de ellas fue un menor de edad en Bogotá que aparentemente participó en el ataque a una sede bancaria en el centro de la ciudad.

Ese lugar fue atacado por al menos 60 encapuchados y fue necesaria otra intervención del Esmad.

Además, en otros puntos de la ciudad, las manifestaciones pacíficas también fueron disueltas de forma violenta por el Escuadrón Móvil Antidisturbios, una de ellas en Chapinero, en el norte de la ciudad.

Las manifestaciones, marchas, plantones y protestas ya completan quince días desde el pasado 9 de septiembre cuando Javier Ordóñez murió a manos de dos policías, que este lunes fueron enviados a prisión por los delitos de tortura agravada y homicidio agravado.