Los manifestantes llegaron al punto de encuentro de todas las protestas y comenzaron a lanzar arengas y objetos contra las policías que custodiaban el Palacio de Justicia reclamándoles para que se acabe el abuso de autoridad.

Molestia que comenzó con el asesinato de Javier Ordóñez, a manos de dos policías que fueron acusados de tortura y homicidio agravado, y que este lunes fueron enviados a prisión, como medida preventiva.

Desde ese momento se alcanza a percibir que sobre la carrera Séptima ya están detonando algunas bombas aturdidoras.

En otro punto del Palacio, justo sobre dicha avenida, varios manifestantes tumbaron las vallas con las que las autoridades intentaban proteger el edificio, y varios jóvenes se paran frente a los uniformados intentando impedir que les lancen piedras, al tiempo que piden “no igualar” la violencia de la Policía.

Minutos más tarde, la situación se complica y se ve a decenas de jóvenes lanzando objetos contra el Esmad, mientras los uniformados responden, a la altura de la carrera Octava.

Los manifestantes también arrancaron los adoquines del piso y los lanzaron contra algunos de los establecimientos comerciales de la zona. Una de los más afectadas fue la sucursal de un banco.

Pulzo captó algunos de estos momentos de lo que se vive a esta hora en la Plaza de Bolívar:

Además, la movilidad de Bogotá, incluido Transmilenio, se ha visto afectada en la tarde de este lunes 21 de septiembre, en una nueva jornada de manifestaciones contra la violencia policial.

Por la convocatoria de estas nuevas protestas, el sistema de transporte masivo anunció que cerrará más temprano.

Sobre las 6:00 de la tarde, aún se vivían varios enfrentamientos y un joven resultó herido (minuto 44):

Minutos más tarde, los manifestantes exigían a los agentes que detuvieran las agresiones y una persona tomó la vocería para recordar que Colombia firmó el Acuerdo de Paz y que todos deberían trabajar para hacerlo efectivo.

Esto es lo que sucede a esta hora: