El impasse ocurrió justo cuando el presidente Iván Duque se estaba gozando la inauguración del tan esperado Túnel de La Línea, pues luego de dar el grito de victoria con un coro de “¡viva Colombia!” llegó el momento de soltar la cinta roja.

“1, 2 y…”, alcanzó a decir el jefe de Estado, que no pronunció el siguiente número porque el nudo no aflojó.

“Espérense, espérense. Esto está más complejo que el Túnel”, improvisó Duque, pues todos los reflectores se enfocaron en grabar el enredo, como lo registró Noticias Caracol.

Al final, una mujer corrió para auxiliar al presidente y ambos terminaron dando la tan espera luz verde a esta megaobra.

Este enredo pasó a un segundo plano por la imponente estructura que es catalogada como la más larga de América Latina, y que atraviesa la Cordillera Central para mejorar la comunicación vial entre el centro del país y el suroccidente de Colombia.

Por eso, el presidente Duque calificó está obra de infraestructura como “la más importante que se ha hecho en la historia del país”, y aquí puede leer los 15 datos más relevantes para entender su magnitud.

“Este es el triunfo de todo un país, el anhelo de un país”, subrayó Duque, quien dirigiéndose a los trabajadores les dijo que la cordillera que por muchas décadas parecía impenetrable “fue vencida por el ingenio de ustedes”, y los puso como ejemplo de “la laboriosidad del pueblo colombiano”.

Pero también han surgido críticas por los sobrecostos e inconvenientes que generó está obra en los varios años de retraso, y fueron los periodistas Gustavo Gómez, de Caracol Radio, y Paola Ochoa, de Blu Radio, los que lanzaron algunos cuestionamientos.