Mateo Gutiérrez León, estudiante de sociología de la Universidad Nacional, estuvo preso un año y 8 meses por, supuestamente, activar dos explosivos panfletarios en el centro de la ciudad en septiembre del 2015.

Pese a que en noviembre del 2018 un juez especializado lo dejó libre y lo absolvió de los delitos de terrorismo, hurto calificado y agravado, fabricación, tráfico o porte de armas y concierto para delinquir, el proceso continuó.

En esa primera decisión judicial, un juez también descartó que el universitario perteneciera al llamado Movimiento Revolucionario del Pueblo (MRP), el grupo armado que perpetró varios atentados en la capital y Pereira y con el cual lo relacionaban.

No obstante, en las últimas, el Tribunal ratificó el fallo que en su momento fue apelado. El Tiempo conoció que por esta última decisión “la Fiscalía presentó un recurso de casación por lo cual el proceso pasará a revisión en la Corte Suprema de Justicia”.

El joven, que actualmente vive en Europa para preservar su seguridad, pide que los responsables de enviarlo a la cárcel sean destituidos de sus cargos, indicó El Espectador.

Gutiérrez León cursaba la mitad de su carrera, en febrero del 2017, cuando fue capturado. Por su proceso judicial no ha podido culminar sus estudios, contó en una entrevista con Vicky Dávila.

Sobre la reciente decisión en la que fue declarado inocente, el estudiante celebró y le dijo al diario El Espectador:

“Era algo esperado. Todas las mentiras de la Fiscalía se habían ido derrumbando una a una y eso lo dejó claro el magistrado en su fallo, señalando todas las incoherencias de sus testigos así como la coherencia de los testigos de la defensa. Sin embargo, cabía la posibilidad de que se revirtiera el fallo por la presión y porque la actitud de la Fiscalía siempre ha sido muy agresiva. El Tribunal falló en derecho y hay que alegrarse por eso”.

Finalmente, Gutiérrez León recordó en la entrevista con Semana que la Fiscalía intentó involucrarlo en el atentado del centro comercial Andino. Además, agradeció a su familia todo el apoyo.

“Mi familia se mantuvo defendiendo mi inocencia y salió en muchos momentos, los más duros, a dar la cara cuando yo no podía hacerlo desde la cárcel”, concluyó en el Facebook Live con Dávila.