Como ya es tradicional por estas fechas, el madrugón de San Victorino es hoy protagonista de altas concentraciones de gente. Sin embargo, desde el Distrito se ha dicho que se está trabajando con aforo controlado y con las medidas de bioseguridad correspondientes para evitar el contagio de COVID-19.

Desde su cuenta de Twitter, el secretario de Gobierno de Bogotá, Luis Ernesto Gómez, afirmó que desde la Alcaldía se ha trabajado para que no haya riesgo de contagio en esa zona del centro de la capital.

Pese al parte de tranquilidad del gobierno distrital, otros ciudadanos ven con preocupación el alto flujo de compradores en el madrugón.

Recientemente, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, advirtió que, si los comerciantes no cumplen con los protocolos de bioseguridad y no garantizan prácticas responsables, el Distrito se verá en la obligación de suspender los tradicionales madrugones, llevados a cabo los miércoles y sábados en San Victorino.