Entre los hallazgos de la investigación se encuentra que en Medellín hay cerca de 350 combos criminales, que pertenecen en su mayoría a entre 15 y 20 bandas.

Los combos criminales, de acuerdo con el estudio, “ejercen más funciones de gobierno que el Estado” en algunos barrios de la ciudad, imponiendo sus propias normas y controles de convivencia

Santiago Tobón, uno de los investigadores de la Eafit que partició en el estudio, explicó en Noticias Caracol que el ‘gobierno criminal’, como lo denominó el estudio, permite actividades y restringe otras, autoriza hurtos en unas zonas y en otras no; incluso, “hay homicidios que eventualmente requieren cierto nivel de autorización“.

El ‘gobierno criminal’ está está relacionado a la extorsión y prestamos ‘gota a gota’, indica el estudio, lo que “sugiere que la extracción de rentas ilegales es uno de los motivos por los que los combos gobiernan”.

Los investigadores, que llevan cerca de 4 años haciendo el estudio, concluyeron que, contrario a lo que se piensa, la presencia de policías en los territorios no desplaza los ‘gobiernos criminales’. Por lo mismo, recomienda diseñar e implementar intervenciones innovadoras para enfrentar los fenómenos del crimen organizado.

Este fenómeno, que se presenta en diferentes ciudades del mundo, dicen los investigadores, se da principalmente en en barrios de ingreso bajo y medio-bajo; 14 de las comunas de Medellín y tres corregimientos de la ciudad son los que más combos criminales tienen.

El noticiero indicó que las autoridades dijeron que están evaluando la problemática.