Al término de una reunión en el batallón Palacé de Buga, el funcionario hizo el anuncio como uno de los acuerdos a los que llegaron las autoridades para fortalecer las investigaciones que permitan esclarecer los hechos y capturar a los responsables.

Sobre la recompensa, Palacios dijo:

“Vamos a incrementar la recompensa por estos homicidas de 200 a 250 millones de pesos. […] Que esta recompensa sea un mensaje a estos delincuentes de que no va haber escondedero, no va haber un lugar donde puedan evadir la justicia y a nuestra Fuerza Pública”.

El ministro dijo que ese dinero es una invitación a que la ciudadanía ayude a identificar a los delincuentes que acabaron con la vida de los 5 universitarios en una finca del sector de Cerro Rico, en la ciudad vallecaucana.

El jefe de la cartera del Interior aseguró que han tenido una “participación muy activa” de personas que ya han dado “información valiosa”, aunque por el momento las autoridades no han entregado mayores avances sobre lo que sucedió la noche del domingo 24 de enero cuando murieron Jacobo Pérez Vásquez, Juan Pablo Marín, Nicolás Suárez Valencia, Sara Rodríguez García, todos de 18 años; y Valentina Arias, de 17 años.

“El Estado colombiano no escatimará en nada para dar con los responsables de estos brutales homicidios”, puntualizó el ministro.

Luego de reunirse también con los familiares de las víctimas, Palacios hizo el anuncio junto al viceministro de Defensa Jairo García y el recién nombrado director de la Policía, general Jorge Luis Vargas, que también informó sobre la llegada de “100 hombres para reforzar los procedimientos investigativos”, la seguridad del municipio y la capacidad operacional.