La iniciativa, autoría de Rodrigo Rojas, busca restringir el uso de los teléfonos por los estudiantes y profesores, ya que, según él, informó La FM, estos aparatos resultan ser distractores en las clases.

“Hemos visto como el uso de estos dispositivos sin ningún tipo de supervisión pone en riesgo tanto la salud mental y física de nuestros niños como su seguridad. Esto ha afectado el desarrollo intelectual de los niños por ser un agente distractor en las clases que reciben”, afirmó.

El proyecto contempla que estudiantes de cursos primaria hasta octavo grado no puedan usar el celular, explicó Rojas en Blu Radio, ni en los aulas de clase ni en los recreos.  Mientras que la restricción para los alumnos de grado noveno, décimo y once solo aplicaría cuando estén en los salones.

El representante liberal considera que los menores están expuestos a tendencias cibernéticas que resultan inapropiadas o hasta peligrosas.

“Vemos los casos desafortunados en Colombia, casos como el del momo o la ballena azul. Tiene que llamar la preocupación de todos los actores de la sociedad, y casos como el sexting y el grooming están afectando a muchos niños”, señaló el autor de este proyecto de ley”, manifestó, de acuerdo con La FM.

En el proyecto, dice Blu Radio, también se contempla la creación de una política pública que involucre a los padres de familia y a las instituciones para que los niños hagan un uso correcto de los dispositivos móviles.

Ahora, la iniciativa pasará al Senado para su tercer debate.