Caracol Radio informó que según fuentes cercanas a la investigación la niña habría sido víctima de abuso sexual en 2017 “por parte de uno de sus más cercanos familiares”, situación que la afectó psicológicamente.

Además, la emisora dice que la violación también “le ocasionó un grave problema de control de esfínteres”, dificultad que la menor tuvo que soportar hasta el día de su muerte.

“La menor fue encontrada sin vida por sus padres […] es un hecho que nos duele a todos en el departamento, y el llamado es a que los padres de familia, por favor, incrementen su cuidado y su comunicación asertiva con los pequeños. Todo esto nos permitirá detectar situaciones vulnerables de nuestros niños, y estados emocionales riesgosos para poder actuar a tiempo. Explicar a los niños focos de riesgo también es clave para evitar que sean blanco de los violentos, o de los abusadores”, comentó en la emisora el comandante de Policía de Boyacá, coronel Carlos Triana.

El diario Extra Boyacá asegura que según una versión no oficial minutos antes de la muerte de la niña, a la que identifica como Dana, su padre le habría dicho: “Báñese, que huele mal”.

Luego de eso, según el medio regional, la pequeña habría tomado la decisión de poner fin a su vida con una cuerda con la que estaba saltando.

El sepelio de Dana se llevó a cabo el pasado lunes festivo, y las autoridades recogen información para establecer en qué circunstancias murió la menor y quién sería el responsable del abuso sexual.

Al respecto, el profesor investigador de la Escuela Superior de Administración Pública (ESAP) Jacinto Pineda dijo en la emisora que de acuerdo con cifras de Medicina Legal “casi el 70 por ciento de las víctimas de violencia sexual en Boyacá son niñas”, que de cada 100 afectadas “66 son menores de 14 años”, que en la gran mayoría de casos los victimarios “son familiares, amigos, la pareja o expareja” y que el “76 por ciento de los casos se registraron en el propio hogar”.

Es así como tenemos varias niñas que no soportan el recuerdo de estos vejámenes a los cuales fueron sometidas, y el triste desenlace es el suicidio, también ligado a la falta de seguimiento y operatividad con las víctimas de abuso sexual”, agregó Pineda en la cadena radial.