La entidad detalló en un comunicado que los hechos ocurrieron en “15 eventos” en los departamentos de Cundinamarca, Tolima, Caldas, Risaralda y Boyacá, en el centro del país, y en los caribeños Magdalena y Cesar.

De igual forma, en los sureños Cauca, Nariño y Valle del Cauca; en Chocó y Antioquia, en el noroeste, y en Santander, Guainía y Norte de Santander, en el este.

Esos hechos sucedieron en 65 de los 1.101 municipios del país, en los que hasta el momento no se registran desaparecidos.

La información agregó que de los eventos, 38 fueron vendavales, 18 “movimientos en masa”, ocho inundaciones, cinco avenidas torrenciales, tres crecientes súbitas, una granizada y el último una tormenta eléctrica.

“En cuanto a las personas que han perdido la vida con ocasión de estos eventos, se han registrado dos en Chaparral, Tolima, por un vendaval; uno en Tenerife, Magdalena, por la misma razón; uno en Útica, Cundinamarca, por una avenida torrencial, y una persona en Amagá, Antioquia”, agregó la información.

El director de la UNGRD, Eduardo José González, manifestó que las entidades que hacen parte del Sistema Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (SNGRD) están listas para atender los hechos que pueda provocar la temporada de lluvias.

“Los municipios y los departamentos quienes ya tienen activos en gran parte del país sus planes de contingencia para mitigar el impacto que pueda generar el aumento del agua en algunas zonas de Colombia”, aseveró González.

Al respecto, la directora del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), Yolanda González, confirmó a CM& que hay alerta por posibles deslizamientos de tierras, inundaciones y vendavales en “Antioquia, Boyacá, Caquetá, Cauca, Chocó, Cundinamarca, Huila, Putumayo, Santander, Norte de Santander y Tolima.

“(Hay que prestar) Especial atención a esas mañanas soleadas y con altas temperaturas, porque en la tarde muy seguramente tendrán lluvias, con tormentas eléctricas y aguaceros muy fuertes”, afirmó.