La misiva de la vicepresidenta, citada por RCN Radio, le pide a Ospina que exhorte a los propietarios de bares y establecimientos donde venden bebidas alcohólicas, a suspender la venta cuando hayas personas en evidente estado de “intoxicación por alcohol”.

Marta Lucía Ramírez asegura en su carta, de acuerdo con la radio, que como madre de familia sentía “dolor y absoluta indignación” al ver las imágenes de una mujer joven “en estado de indefensión producto del consumo del alcohol” siendo trasladada por “varios hombres” para “presuntamente asesinarla”, haciendo clara referencia al caso de Ana María Castro.

La funcionaria ya se había referido a ese caso, cuando aseguró que a la joven la querían “violar”, pese a que ni siquiera la justicia ha dictaminado la responsabilidad de los hombres que acompañaban a Castro.

Los bares, agrega la vice, pueden ayudar a proteger la vida si implementan “protocolos de atención y capacitación a los empleados de estos establecimientos, con miras a poder reaccionar de manera eficaz y oportuna en casos como estos y evitar desenlaces fatales como el ya mencionado“, al que comparó con el de Luis Andrés Colmenares.

(Lea también: Papá de Colmenares envió mensaje a familia de Ana María Castro y habló de la indemnización)

Además Ramírez abrió la puerta, según el medio, para que Asobares discuta esa propuesta con ella, teniendo en cuenta la reactivación económica gradual que hay en esos establecimientos.