De manera contundente respondió a la Alcaldía de Bogotá el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, Óscar Gómez, refiriéndose a los hechos en los que Gareth Steven, un joven manifestante, terminó perdiendo uno de sus ojos.

La primera respuesta fue dirigida a Hugo Acero, secretario de Seguridad de Bogotá, a quien le dijo que fue testigo de todas las decisiones tomadas durante la jornada.

“El Puesto de Mando Unificado en el que se toman las decisiones sobre la intervención del Escuadrón Móvil Antidisturbio, Esmad, siempre cuentan con acompañamiento de las autoridades distritales. El señor secretario de Seguridad, Hugo Acero, estuvo presente como testigo y partícipe de las determinaciones que allí se tomaron“, señaló el uniformado en Noticias Caracol.

A su vez, Acero afirmó estar presente en el Puesto de Mando Unificado, pero que jamás ordenó la presencia del ESMAD.

De igual manera, luego de que la alcaldesa Claudia López pidiera no estigmatizar al joven herido, Gómez argumentó que la Policía en ningún momento ha querido señalarlo y que el único interés es presentar los hechos tal como ocurrieron.

“Esta persona cambió su atuendo inicial, lo cual de ninguna manera implica señalarlo o estigmatizarlo, simplemente estamos dando cuenta de lo ocurrido (…) por el momento no hay ninguna prueba que demuestre que la lesión ocasionada en su ojo izquierdo fue producto de un artefacto lanzado por miembros de la Policía Nacional”, agregó.