Ella estaba esperando una ruta que la iba a llevar de su hogar hasta el lugar de trabajo, cuando sacó su celular y ocurrió el violento robo, informó Noticias Caracol. 

“La ruta se demoró; saqué el celular, porque asumí que mi cuadra era segura. Saqué el celular para llamar a la persona de la ruta. Llegó un Fiat gris que estaba estacionado, pasó 2 veces; la tercera vez, se bajó el muchacho, salgo corriendo y él me agarró del pelo y me arrastró”, detalló Jennifer Sarmiento, víctima del atraco, en diálogo con ese medio.

Agregó que como no quería soltar el celular, el atracador le sacó una pistola para amenazarla. En ese momento, algunos vecinos que son infantes de marina salieron a ayudarla, apuntó el noticiero. 

Sin embargo, ella no pudo resistir más y terminó soltando el celular, que fue rapado por el delincuente mientras corría para montarse de nuevo en el vehículo, que escapó por una calle de ese barrio del norte de Bogotá. 

Me siento vulnerable, pensé que mi cuadra era segura y me confié de eso. Lo importante es que estoy bien”, reflexionó la mujer, en Noticias Caracol. 

La localidad de Usaquén, en el norte de la ciudad, ha visto como ha aumentado recientemente el número de delitos. Los más impresionantes fueron el robo a un conjunto residencial en el barrio Santa Bárbara y el millonario atraco a un adulto mayor en el sector de Cedro Golf.