Ochoa le contó a Alerta Bogotá que las autoridades aún están tratando de esclarecer los hechos y de ubicar material audiovisual para determinar quiénes eran las personas que iban en el bus que mató a su madre.

La mujer agregó en la emisora popular que el día de los hechos su mamá salió del trabajo, en el sector de Modelia, sobre las 8:00 de la noche. Una hora después había llegado a la localidad de Suba y, cuando estaba esperando en la avenida Ciudad de Cali con calle 139 para hacer el trasbordo, el bus robado del SITP la atropelló. 

“Lo que sabemos es que mi mamá quedó con los signos vitales muy bajos. Una ambulancia llegó al lugar, la trasladó al Hospital de Suba, pero allá llegó sin signos vitales”, relató la joven.

Sobre el proceso judicial, Ochoa dijo que, hasta el momento, no se ha individualizado a ninguno de los responsables. “Sabemos que fueron alrededor de 10 personas las que se tomaron el bus, pero no tenemos a ningún identificado”.

Supo de muerte de su madre por redes sociales

La mujer le contó al periodista Francisco Romero, ‘Pacho Alerta’, que empezó a preocuparse porque su mamá “normalmente salía de trabajar y su desplazamiento era de una hora”. Infortunadamente, “fueron pasando las horas y ella no llegaba”.

Además, dio a conocer que su madre también fue víctima de los inadaptados que aprovecharon los disturbios en Bogotá para robar.

“A mí mamá no la identifican porque alguien le robó su bolso y le robó su bastón. Por ende, quedó como N. N. y así llegó al Hospital de Suba”.

“El proceso para que las autoridades reconocieran el cuerpo tardó más de lo estimado”, pues no tenía documentos que la identificaran, agregó.

Finalmente, relató que sobre la 1:00 de la mañana le llegó el video de ella, tendida en el suelo, y en ese momento se enteró de su muerte.