La publicación refiere en su nota el caso de Javier Ordóñez, “conductor de taxi y padre de dos”, que perdió la vida luego de que policías lo maltrataran por estar ingiriendo alcohol en la calle.

También menciona el caos que se generó después de que se conocieron los videos de la brutalidad policiaca y que se supo que Ordóñez había muerto poco después del violento arresto, con buses y estaciones de policía quemados, más 13 muertos, según la revista estadounidense.

La publicación señala que después de que se acabó la guerra contra Pablo Escobar y contra la guerrilla de las Farc, mediante la firma del acuerdo de paz, la Policía Nacional ya no debería estar regida por el Ministerio de Defensa, como lo ha estado desde la presidencia de Gustavo Rojas Pinilla, en los años 50, sino que debería ser una entidad civil para que, en caso de que sus miembros cometan delitos, sean juzgados por la justicia ordinaria y no por la militar.

Otro de los problemas que en la óptica de The Economist aquejan a la fuerza policial colombiana es el bajo nivel de salarios, que no es un buen filtro para que a la entidad solo lleguen los candidatos con mayor formación académica y ética.

Una de las fuentes consultadas por The Economist opina que la policía en el país no hace que la gente se sienta más segura y además responde con lentitud ante los llamados de la comunidad, sobre todo cuando se trata del asesinato de líderes sociales, que va en más de 100 personas este año, y las 15 masacres que se han perpetrado en el mismo periodo por parte de grupos al margen de la ley que han venido a reemplazar a lo que hacían las Farc cuando era una guerrilla.

Finalmente, el medio apunta que en Colombia será difícil reformar la fuerza de policía hasta tanto el presidente Iván Duque así lo reconozca, pues según la revista, el mandatario está muy reacio a reformar a la fuerza que él tanto defiende.

Por ahora, el caso de Ordóñez continúa, con los dos agentes implicados en la muerte del abogado que se entregaron a la justicia, después de haber desaparecido durante algunos días.