Dijo que fue una situación muy dolorosa para sus padres y para ella. También apuntó que durante 23 años ha cargado un dolor muy profundo al respecto, por lo que siempre se cuestionó si el caso debía salir a la luz o no. 

Si uno aporta su capacidad de trabajo y sus convicciones al servicio de los colombianos, bien valía la pena correr el riesgo (de no sacar a conocer la situación públicamente). Valía la pena correr el riesgo, es un riesgo que siempre corrí sabiendo que en el momento en que esto se supiera iba a ser muy doloroso”, manifestó Ramírez en un Facebook Live divulgado por Semana.

Señaló que es consciente de la realidad que se vive en Colombia y que por eso siempre ha trabajado para erradicar la problemática social ligada al narcotráfico 

Sé que ha habido muchas familias que se destruyeron porque sus hijos se volvieron adictos o se pusieron a llevar droga a otro país. Lo vemos todos los días en todos los sectores de la sociedad”, indicó. 

Añadió que, en su momento, tomó la decisión de ayudar a su hermano para “acompañarlo solidariamente” y que siempre ha ponderado sus ideales, incluso antes de ese episodio. 

Era amiga de Ernesto Samper, lo acompañé en su trabajo político. Cuando surgió la información de su campaña, tomé distancia de él; me expresé públicamente en contra del narcotráfico en la política”, concluyó.