En las últimas horas la ocupación de camas de UCI por pacientes de COVID-19 se elevó a 48,5 %, cifra que preocupa si se tiene en cuenta que el límite que fijó la alcaldía de Bogotá para declarar la alerta es del 50 %.

Según CM&, lo anterior también significa que la Secretaría de Salud tomará posesión de todas las camas UCI en la ciudad, es decir, determinará a dónde mandar los pacientes sin importar la EPS a la que esté afiliado.

De acuerdo con datos recientes de Saludata, con corte de ayer a las 8 p.m., las camas de pacientes UCI ocupadas llega a 719.

El pasado fin de semana se informó que se recuperaron varios pacientes en UCI y Bogotá se estaba alejando de la alerta naranja. Entre sábado y domingo, 14 personas con coronavirus que estaban delicadas dejaron la unidad de cuidados intensivos, pero, a juzgar por esta reciente subida en la ocupación, en los últimos días empeoró la salud de otras personas diagnosticas con el virus.

La alcaldesaClaudia López indicó recientemente que entre junio y agosto el Gobierno Nacional le dará a Bogotá 425 ventiladores para seguir aumentando las unidades de cuidados intensivos.

Se espera una información oficial del Distrito en las próximas horas para conocer la evolución del coronavirus y si es posible que se decrete la alerta naranja pronto.