“Para mis súbditos mamertos, he aquí su ‘reina de la panela’”, escribió María Fernanda Cabal en el trino, y dijo que para la próxima ocasión les patentará “la imbecilidad colectiva”.

El trino provocó comentarios a favor y en contra de su idea de reinado, pero lo cierto es que detrás de esa foto hay toda una historia relacionada con la panela y con un montaje que le hicieron a la senadora, pues recientemente circuló una imagen en la que le atribuían una frase que, supuestamente, había dicho en entrevista con Blu Radio.

“Mi familia inventó la panela y los campesinos robaron la fórmula para lucrarse, por eso es que vamos a patentarla, si la quieren producir entonces que nos paguen”, se lee en el montaje, que fue calificado así por varios medios ya que ni ella dijo eso ni la emisora la publicó en redes, como se aparentaba.

La frase se prestó para que relacionaran a Cabal con el ingeniero colombiano Jorge Enrique González que, según El Tiempo, solicitó una patente del método de procesamiento de la caña de azúcar, lo que fue interpretado por muchos como una forma de apropiarse de la fabricación de la panela.

El debate que abrió esta solicitud llevó a que el Ministerio de Agricultura informara que no está de acuerdo con patentar la producción de este alimento, y gremios paneleros también se mostraron en contra de la iniciativa.

Otra que dio explicaciones, dice el periódico, fue la compañía Riopaila Castilla, que en un comunicado aseguró que “no es propietaria de la patente del producto Policane a nivel nacional ni internacional, tampoco tiene vínculo jurídico y/o comercial con dicha patente”.

La senadora Cabal también había dicho, en un trino, que “jamás” ha “sido accionista” de Riopaila ni tiene relación comercial alguna, ya que el portal Cuestión Publica la relacionó, en octubre de 2018, con Rafael González Ulloa, “su cuñado” y accionista de esa compañía.

La polémica se dio porque González Ulloa es hermano del ingeniero que está detrás de la patente, y por eso la senadora tuvo que aclarar que ella no hace parte de la empresa.

Este fue el montaje que le hicieron a la senadora, pues la frase no la publicó Blu Radio como se muestra allí.