Algunos de los anuncios que más han provocado malestar entre los representantes de los trabajadores fueron el de otorgar un préstamo de 370 millones de dólares a Avianca y la expedición del Decreto 1174 de 2020, al que califican de “reforma laboral” y que aseguran será el causante de la precarización del empleo en el país.

La decisión se tomó este miércoles en una reunión de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la Confederación General de Trabajadores (CGT) y la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode), entre otros sindicatos.

Julio Roberto Gómez, presidente de la CGT, añadió en Pregunta Yamid que los sindicatos van a “introducir la demanda de nulidad del decreto” ante el Consejo de Estado y le van a pedir al Ministerio del Trabajo que “convoque la comisión permanente de concertación” con trabajadores, empresarios y Gobierno para analizar el documento.

La movilización será nacional y con motivo de la pandemia están convocando a los ciudadanos para salir en caravanas vehiculares, ya sea en carro, moto o bicicleta. Está citada para el 7 de septiembre a partir de las 10:00 de la mañana.

Por su parte, Gómez detalló en la entrevista que no van a “cometer la irresponsabilidad de sacar a la gente a la calle para que luego les echen la culpa de un contagio colectivo de COVID-19”.

Las centrales obreras insistieron en que están esperando la comisión del Gobierno para “analizar el pliego de emergencia que presentó el Comité Nacional del Paro”, al que también pertenecen las confederaciones de pensionados.

Ya se comenzaron a conocer algunos de los puntos de concentración. En Bogotá, por ejemplo, será en el Parque Nacional.

Esta convocatoria se una a la que están haciendo algunos partidos de oposición sobre un nuevo paro nacional por más de 10 razones que le critican a la administración de Iván Duque.

Las razones de la protesta

A través del Decreto 1174, expedido el pasado 27 de agosto, el Gobierno reglamentó el ‘piso de protección social’, que para las centrales obreras es la “más agresiva reforma laboral y pensional de los últimos 30 años” en Colombia.

El presidente de la CUT, Diógenes Orjuela, explicó en una rueda de prensa virtual que esa norma abre la posibilidad de contratar por horas y desconoce otros derechos de los trabajadores como subsidios y afiliaciones a entidades para recreación.

“No se puede hacer uso de tanto oportunismos en medio de la pandemia”, dijo por su parte Gómez, quien agregó que además el país pasa por un momento “muy difícil” por la emergencia sanitaria que deja hasta el momento 20.618 muertos y 641.574 contagiados.

“Adelantar una reforma laboral sobre la base de los eufemismos, como se viene manejando la situación ahora, como que no hay masacre laboral sino que ahora son los pisos mínimos de protección social los cuales, según la organización Internacional del Trabajo, los que deben garantizar unos derechos”, sostuvo Gómez.

Para Fecode, ese decreto “precariza y elimina pensiones y permite la contratación por horas, es decir, aprueba lo que los colombianos rechazamos en las calles”.

Las respuestas del Gobierno

Sobre el decreto, el Ministerio de Trabajo explicó que no es una reforma laboral y que de lo que se trata es que las personas que mensualmente reciben ingresos inferiores a un salario mínimo tengan ayudas sociales.

“Aquellas personas que mensualmente perciban ingresos inferiores a un salario mínimo legal mensual vigente como consecuencia de su dedicación parcial a un trabajo u oficio o actividad económica, contarán ahora con un mecanismo de protección social, que según el Decreto 1174 del 27 agosto, se reglamenta como Piso de Protección Social”, asegura el Ministerio del Trabajo.

En cuanto al préstamo de 370 millones de dólares a Avianca, el Gobierno ha dicho que participará en la reestructuración financiera de la compañía con el fin de preservar el servicio aéreo nacional.