En un comunicado, la entidad dice que quiere garantizar la conectividad del país y “la actividad económica general”:

“La operación se hará a través de un crédito hasta por 370 millones de dólares en una transacción de 18 meses que corresponde al tiempo estimado que dura el proceso de reestructuración de la compañía bajo el marco del capítulo 11 del Código de Bancarrota de los Estados Unidos de América”.

En noviembre de 2021 será el vencimiento de la transacción que “contará con nuevos aportes de los inversionistas existentes, así como aportes de nuevos participantes en condiciones de mercado”. En los primeros seis meses del año, Avianca tuvo un déficit patrimonial por 355 millones de dólares.

Además, se trata de una operación que deberá ser evaluada y autorizada por el juez a cargo del caso en el Tribunal del Distrito Sur de Nueva York. La decisión se conoce justo cuando la compañía confirmó que está lista para habilitar 12 vuelos en septiembre.

El Gobierno justifica esa inyección económica en que Avianca contribuye con aproximadamente 500.000 empleos directos e indirectos y su operación representa aproximadamente 14.6 billones de pesos al año para la economía colombiana” y que tiene una “participación del 45,5 % del total de los pasajeros transportados en 2019” que volaron a más de 75 destinos.

Hacienda también considera que si la operación de Avianca se ve afectada por la pandemia del coronavirus, esto tendrá efectos negativos en la calidad del servicio aéreo, la economía y la competitividad del país. Además, dice, se verá reflejada en la “pérdida de ingresos, tanto de la Nación como de las Entidades Territoriales”.