Nathalie Amaya dio nuevos detalles de la desesperada búsqueda que emprendió hace un mes para encontrar a la menor de 15 años que desapareció el pasado 30 de noviembre en Bogotá. En Noticias Caracol, la mujer dijo que, incluso, vestida como habitante de calle, llegó a buscar a la niña en varias oportunidades al barrio San Bernardo, conocido como ‘El nuevo Bronx’.

“Empiezo a frecuentar el barrio y lo que yo buscaba era pasar desapercibida. Todas las noches me sentaba en la carrera 11 con tercera con una cobija y un pitillo, esperando que la niña pasara tal vez por ahí”, relató Nathalie al noticiero.

En ese medio de comunicación, la mujer confirmó que el cuerpo sin vida que fue hallado en el barrio San Bernardo sí es el de su hija, pese a que –añadió el medio de comunicación- Medicina Legal aún no tiene certeza de ello.

En otro aparte del relato de Nathalie Amaya, también publicado por Noticias Caracol, la mujer contó que, días después de la desaparición de Linda Michelle, ella fue hasta Medicina Legal en busca de su hija y allí le dijeron que un cadáver que había sido recogido en el barrio San Bernardo no correspondía al de la menor.

Por esta razón, Amaya lamentó en el noticiero que solo hasta ahora, cuando ha pasado más de un mes desde aquella visita, la institución forense informe que ese cuerpo sí podría ser el de su hija.

El general Óscar Gómez Heredia, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, le dijo a El Tiempo que el mencionado cadáver fue encontrado el pasado primero de diciembre y que desde esa fecha permanece en Medicina Legal como un NN.

Por ahora, esa institución está a la espera de las pruebas que permitan confirmar o descartar si se trata del cuerpo de Linda Michelle Amaya, agregó el diario bogotano.

De acuerdo con Noticias Caracol, la Fiscalía reforzó la investigación sobre el caso con un segundo fiscal y anunció que Medicina Legal entregará en las próximas horas la confirmación de la identidad del mencionado cadáver.

Desaparición de Linda Michelle Amaya en Bogotá

Linda Michelle Amaya Buelvas desapareció el pasado 30 de noviembre sobre las 11:30 de la mañana cuando, según le había dicho su madre, Nathalie Amaya, a Pulzo, salió a montar en bicicleta por el sector de Prado Veraniego (localidad de Suba), en el norte de Bogotá.

Desde ese día, la mujer emprendió una búsqueda incansable para dar con el paradero de la menor, que padecía un leve trastorno cognitivo, ya que varias personas le dijeron haberla “visto desorientada en la avenida Jiménez (centro de Bogotá), pero acompañada de una persona”.

Otra versión que le dieron de la desaparición, y que ella no pudo comprobar, es que presuntamente la tenían retenida y le estaban dando bazuco en un lugar del barrio San Bernardo, por lo cual la Policía desplegó un operativo allí sin obtener resultados.

En medio del desespero por encontrar a su hija, Nathalie le contó a Pulzo (el 10 de diciembre) que recibió “más de 167 llamadas que se hicieron desde centros penitenciarios con el ánimo de extorsionar”, y que su angustia la llevó a confiar en alguien que le dijo que si consignaba un dinero le daría información.

La razón por la que la joven decidió ir hasta el centro de Bogotá fue porque, según la madre, le “robaron el celular en la estación de la avenida Jiménez”, y ella estaba buscando a los ladrones.

 [Video] Mamá de Linda Michelle Amaya se hizo pasar por habitante de calle para buscar a su hija