El video lo difundió CityTv para advertir que, según la queja de la comunidad, “los asaltantes ya no tienen miedo de quedar grabados por cámaras de seguridad”, y que aprovechan el uso de tapabocas para cubrir sus rostros.

“Ellos (los delincuentes) ya están descarados con ese tema”, señaló, en el noticiero, un habitante del barrio en donde se cometió el robo.

Y es que la cámara grabó cuando un hombre asalta a un proveedor de alimentos en un establecimiento comercial, y cuando un cómplice le dispara a un ciudadano que trata de intervenir. Es ahí cuando aparece otro delincuente en motocicleta, y los tres huyen en la máquina sin siquiera portar el casco.

Asaltos como este tienen “cansados” a los habitantes de ese sector de la capital, ya que varias personas entrevistadas por el noticiero coinciden en que hace falta mayor presencia de autoridad y un castigo ejemplar para que no vuelvan a delinquir a las calles.

“Al vecino le dispararon y gracias a Dios no pasó nada. Nos sentimos incómodos, con miedo e impotentes porque no podemos hacer nada”, afirmó un comerciante del sector.

El informativo recopiló videos de robos en esa localidad para mostrarle a la Policía Metropolitana que estas bandas de atracadores delinquen de una forma similar: en motos, armadas y sin ley que les ponga freno.

“Esta información de registros fílmicos fue aportada a Policía Judicial para una respectiva investigación”, aseguró el coronel William Arias, comandante de Policía de Kennedy, que se comprometió, de acuerdo con ese medio, a “incrementar” la presencia de uniformados para brindar mayor seguridad al comercio y la ciudadanía en general, como se explica en este informe.

Tal será el descaro de la delincuencia en Bogotá que el viernes se conoció de un caso en donde dos bandas de atracadores se subieron a robar al mismo bus, en la estación de Transmilenio Antonio Nariño, y terminaron enfrentándose en medio de la lucha por permanecer dentro del vehículo.

Noticias Caracol aseguró que este fue un caso “de no creer”, pues las bandas ahora se pelean por quedarse con la víctima.