La queja de la ciudadana la recogió Noticias Caracol, medio que estuvo en el CAI Oneida para mostrar que fue totalmente vandalizado, que los uniformados no pueden estar allí y que la comunidad denuncia que se encuentra “a merced” de los delincuentes.

“Esto se ha vuelto un atracadero. 10 y 11 de la noche y todavía robando. Como destruyeron el CAI, han cogido este sitio de atracadero y meten a la gente aquí para apuñalarla dentro del CAI, porque se robaron hasta las puertas”, advirtió Marina Ordóñez, en entrevista con ese medio.

A la queja de esta mujer se unió Agustín Muñoz, otro habitante de la zona, y pidió “que no quiten el CAI de Policía, porque hay es que reforzar el pie de fuerza y trabajar de la mano con la comunidad”.

Pero la inseguridad en Bogotá no es solo allí, ya que el noticiero reportó que también se han denunciado atracos en localidades como Bosa (en el sector de Piamonte), a plena luz del día, justo en zonas aledañas a donde funcionaban los CAI que también fueron incendiados por vándalos en medio de los disturbios de la semana pasada.

Otro hecho que aumenta la zozobra de la ciudadanía es que tampoco tienen  dónde reportar un caso de inseguridad en el barrio, pues al marcar el número del CAI la llamada se corta al instante.

Frente al clamor de estas personas, el director de Seguridad Ciudadana de la Policía, general Jorge Luis Vargas, anunció en el informativo que lo que se está haciendo, por ahora, es que los “policías están desde ahí, con sus radios, conectados con el centro automático de despacho recibiendo a la ciudadanía y despachando las patrullas del modelo”.

Además, el oficial pidió comunicar cualquier reporte a la línea 123, pues es allí en donde se está “tratando de concentrar todo el tema de llamadas”, según explicó en ese medio (desde el minuto 3:00 en adelante).

Mientras se soluciona este problema, del que las víctimas principales han sido transeúntes y comerciantes, un grupo de residentes del barrio El Codito, en la localidad de Usaquén, hicieron una colecta de dinero para comprar materiales. También donaron la mano de obra y están ayudando a reconstruir uno de los más de 72 CAI que fueron vandalizados en todo el país.

Pulzo captó una imagen de un nuevo plantón que se llevó a cabo este martes en el CAI de San Diego, en el centro de la capital, y allí se aprecia a personas que salieron con globos blancos para defender este sitio.