La mujer habló con Citynoticias después de las exequias de Javier Ordóñez y dijo que los uniformados involucrados en el caso de abuso policial lo mataron y “no les importó nada”, ni siquiera le brindaron ayuda.

“Cuando él llega a la clínica, a los minutos sale el médico, da el parte, y dice que Javier llegó muerto, sin signos vitales”.

Garzón señaló que no fue posible ni siquiera intentar una reanimación del hombre, pues por la gravedad de sus lesiones no había posibilidades de salvarlo. 

Sobre las heridas, Citynoticias mencionó 6 fotografías donde se observan varios golpes contra Ordóñez; estos fueron en la sien, en el abdomen y también se habló de una herida en una pierna.

Estas pruebas gráficas avalarían la hipótesis de que a Ordóñez lo habrían asesinado a golpes, pues hubo traumas en las regiones de la cabeza y cara.

En ese sentido, Garzón contó que el médico que atendió a su exesposo “indicó que tenía múltiples politraumatismos; o sea, que lo habían golpeado de una manera despiadada”.

“Para nosotros fue una ruta de tortura lo que le hicieron a él”, concluyó.

En este video se pueden ver las declaraciones de Garzón sobre la muerte de su expareja (desde el minuto 6:47):