Los citados a juicio disciplinario son el teniente César Martínez (comandante de la estación de Policía de San Mateo), la subteniente Aleida González (subcomandante del CAI) y el patrullero Jorge Eliécer Suárez, que, según la Procuraduría, no actuaron para ayudar a los detenidos durante el incendio. 

La entidad señala, en un comunicado, que Martínez y González, al parecer, no dieron órdenes para evitar la tragedia que mató a 8 jóvenes detenidos, y dejó a otros 3 heridos.

Al patrullero de la Policía Nacional, lo acusan de no “proceder de manera inmediata” para apagar el fuego que, en septiembre de 2020, consumió parte del CAI de San Mateo, Soacha, donde habían más de una decena de detenidos.

La Procuraduría asegura que Suárez, también investigado por la Fiscalía, tenía llaves de los candados con los que estaban aseguradas las celdas, por lo que debió abrir la reja y utilizar el extintor para mitigar el incendio.

Las presuntas faltas que habrían cometido los policías del CAI de Soacha fueron calificadas provisionalmente como gravísimas al título de dolo.

“Con su comportamiento presuntamente omisivo habrían incurrido en los delitos de homicidio y lesiones con perturbación funcional”, indicó el órgano de control.

La diligencia se llevará a cabo este miércoles a las 8:30 de la mañana.