Esta revelación supone un giro en la investigación por la muerte de 9 jóvenes que estaban detenidos en la estación de Policía en Soacha, ya que Semana informó que la Fiscalía llamó a audiencia de imputación de cargos a una patrullera y a su compañero.

El medio los identifica como Aleida del Pilar González y Jorge Suárez, y asegura que el delito por el que serán acusados ante un juez la próxima semana es el de homicidio doloso agravado. Específicamente, la revista dice que la Fiscalía General tipifica el delito como “homicidio doloso agravado en concurso homogéneo, en concurso heterogéneo con homicidio doloso agravado tentado”.

Entre las pruebas que recolectaron los investigadores para sustentar la acusación están, de acuerdo con ese medio, los testimonios de otros dos policías que afirman que sus compañeros tendrían responsabilidad en el incendio que se generó en el calabozo en donde estaban los detenidos, así como tres videos que permitirían aclarar cómo iniciaron las llamas.

Esta información pondría en duda la primera hipótesis que entregó el comandante de Policía de Cundinamarca, coronel César Ovidio Castro, según la cual los hechos se produjeron por una “asonada contra la Policía por parte de los familiares” de varios de los detenidos.

“Paralelamente, también se presentó un amotinamiento por parte de los internos, quienes amontonaron las colchonetas y les prendieron fuego”, dijo el alto oficial el pasado 4 de septiembre, día en el que se registró la tragedia.

Familiares señalan a policías por incendio en estación de Soacha

Para ese momento, 11 personas estaban allí privadas de su libertad, y el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, reportó que dos policías también resultaron heridos.

“11 de los capturados salieron heridos con quemaduras de segundo grado. Estas personas fueron trasladadas al hospital Cardiovascular de Soacha. Cuatro de ellas fueron trasladadas al hospital Simón Bolívar de Bogotá, por la gravedad de sus heridas”, agregó el coronel Castro.

Familiares de los fallecidos responsabilizaron a los policías que estaban a cargo de la estación, y dijeron que “ninguno hizo nada para que los muchachos no se quemaran, no los pudieron sacar de allí o, como dicen, no se les dio la gana. La Policía se cruzó de manos y dejó que el fuego se propagara”.

La Policía, por su parte, negó estas acusaciones y dijo que los uniformados “actuaron de manera inmediata” para sacar a los detenidos y trasladarlos en ambulancias.

Este video, que publicó un reportero de CityTv, muestra los momentos de angustia que vivieron los familiares de los detenidos.