La noticia fue confirmada por El Colombiano, que obtuvo declaraciones oficiales del general Pablo Ferney Ruiz Garzón, comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá.

“A través de la evaluación de su hoja de vida y de los hechos desafortunados que se presentaron, este patrullero fue retirado del servicio activo de la Policía como medida discrecional. Contra él continúan las investigaciones de tipo disciplinario y penal, pero ya fue retirado del servicio activo”, dijo el uniformado.

Aunque en un principio se especuló que los hechos ocurrieron en un bar de Tenjo (Cundinamarca), las autoridades esclarecieron que las imágenes difundidas por varios medios de comunicación provienen de un establecimiento ubicado en el Parque Lleras, en Medellín.

El video, que generó indignación en varios sectores de la sociedad, muestra cómo un patrullero, quien porta su arma de dotación, baila reguetón con una mujer. Ninguno de los dos acata los protocolos de bioseguridad.