De lo contrario, argumentó Granados en Blu Radio, la Corte Suprema de Justicia no estaría respetando la ley y carecería de coherencia, teniendo en cuenta que fue el mismo tribunal el que dijo que los presuntos delitos que habría cometido Álvaro Uribe no estaban relacionados con su función de senador.

Sin el fuero de congresista, agregó el representante legal del expresidente en la emisora, el proceso debería pasar a la Fiscalía, pero serán los mismos magistrados de la Corte los que decidan si sueltan la investigación contra Uribe, por el caso de falsos testigos.

Granados añadió en el medio que confía en que lo hagan; sin embargo, mencionó que si eso no sucede, el alto tribunal debe asumir las consecuencias que irían desde una tutela, que impondría la defensa del expresidente, hasta sanciones internacionales.

“Yo espero que la Corte respete la Constitución, respete sus precedentes y no usurpe una función pública. […] Como todo en la vida, pueden tomar una u otra determinación; pero cuando uno las toma, asume las consecuencias de sus actos. En ese sentido, el ordenamiento jurídico trae varias consecuencias, como ya se mencionó, la acción de tutela, también hay consecuencias de protección de orden internacional, también hay consecuencias de que, si uno realiza un acto de esta naturaleza, de usurpación de funciones, implica unas consecuencias de una posible investigación penal… en fin. Yo creo que no debemos anticiparnos”, declaró el jurista.

Para el penalista esta es la “oportunidad” de que la Corte Suprema demuestre que no hay “ningún sesgo, ni ninguna presión” contra el expresidente.

Al respecto, el abogado y exfiscal general Alfonso Gómez Méndez indicó en Caracol Radio que el proceso de Uribe “debería pasar a la Fiscalía General de la Nación” y explica que su proceso no tiene relación con el fuero que tuvo, y pues como ya renunció a ser senador, el alto tribunal no tiene competencia en el proceso.

Si el caso de Uribe pasa a la justicia ordinaria, agregó Granados, no se anulará ninguna medida que ya se tomó en contra de Uribe.