Imágenes publicadas por Noticias RCN muestran que una mujer de unos 25 años de edad estaba vendiendo tintos en la localidad de Kennedy, en donde los guardas de seguridad estaban vigilando.

Con el terrible frío que está haciendo en Bogotá, sobre todo en las madrugadas, los celadores se antojaron de un tintico caliente y le compraron las bebidas. 

Sin embargo, de acuerdo con el informativo, las bebidas tenían escopolamina y los tintos adormecieron a los guardas.

Testimonio de guardas drogados en Bogotá

Uno de los celadores le dijo al medio que, varios minutos después, él y su compañero sintieron los efectos. 

“A los diez minutos de habernos tomado eso, nos sentimos mal. Mi compañero y yo quedamos dormidos y desafortunadamente se nos robaron un camión”, lamentó.

El parqueadero —destacó el informativo— se encuentra en el barrio Palenque, de Kennedy, donde también delinquen falsos mototaxistas que asaltan a los ciudadanos.

Con los celadores dormidos, el punto se quedó sin vigilancia por varios minutos. Ese momento fue aprovechado por los delincuentes que se robaron el vehículo con toda la mercancía que llevaba.