El director del Inpec, general Mariano Botero Coy, le escribió la Sala Especial de la Corte Suprema de Justicia que en la casa fiscal donde está recluido Juan Guillermo Monsalve, que señala al expresidente Álvaro Uribe de intentar soborbar exparamilitares para que no lo vincularan con las Autodefensas, las autoridades no tiene la posibilidad de vigilarlo como es debido. 

La carta, publicada por NTN 24, menciona que en el 2020 se le pidió a la Corte Suprema de Justicia cambiar de pabellón a Monsalve, luego de que se revelara que el detenido tenía acceso a licor, celulares y otros elementos, y ahora solicita que reconsidere esa idea.

“[La casa fiscal] no es un lugar destinado para la reclusión de personas privadas de la libertad, no es un pabellón de seguridad ni hace parte del mismo”, señala el general Botero en la carta.

El Inpec le dice a la Corte Suprema de Justicia, como se lee a continuación, que el lugar donde está recluido Monsalve, en La Picota, “tiene como finalidad el alojamiento del director del establecimiento y se encuentra por fuera del perímetro de seguridad del mismo por lo que no brinda las garantías de efectiva seguridad, custodia y vigilancia del privado de la libertad”.

El instituto carcelario de Colombia hace la petición luego de que se conocieran nuevas fotos de Monsalve haciendo fiestas en su celda y con reconocidas personalidades, como exfutbolistas de la Selección Colombia y del Independiente Medellín, equipo del que es hincha.

De acuerdo con María Jimena Duzán, si la alta corte accede a trasladar a Monsalve, que se negó a declarar contra Uribe ante la Fiscalía, su vida estaría en “riesgo”.

Hace poco, en entrevista con esa periodista, el considerado testigo clave en el proceso del expresidente aclaró que no quería quitarse la vida.