Luego de una reunión con Iván Duque y otros ministros, el funcionario destacó que lo cierto es que el proceso de reformar la Policía “viene en marcha desde hace rato” dentro del Gobierno, por lo que desmintió las declaraciones de la alcaldesa de Bogotá en las que indicó que el presidente no tenía la disposición para avanzar en una discusión de esta índole.

“La modernización hace parte de esa política e incluye distintos aspectos como, por ejemplo, su fundamento en derechos humanos, en legalidad, en diálogo ciudadano, en confianza ciudadana, en la profesionalización de la Policía, en el mejoramiento de los procesos de selección, en los protocolos de actuación y todos los elementos necesarios para que tengamos una Policía que responda a lo que son las expectativas legítimas de los colombianos”, afirmó el jefe de la cartera de Defensa.

El ministro enfatizó además que el proceso ya tiene “reflejos concretos”, y mencionó que gracias a esto se ha logrado avanzar, por ejemplo, en las investigaciones exprés y cambios en el sistema de cuadrantes.

Policías que dispararon sus armas de fuego en los disturbios

Sobre la “eventual participación” de policías en violaciones a la ley o desconocimiento de los reglamentos internos en medio de los disturbios por la muerte de Javier Ordóñez que dejaron varios muertos en Bogotá, el funcionario destacó que se está avanzando con la investigación y muy pronto se entregará un informe completo de lo sucedido.

“Hay que señalar, primero, que hay un procedimiento muy estricto que obliga a que cada policía cuando entrega su arma, haga un informe de si la utilizó, cuántos cartuchos utilizó y en qué circunstancias la utilizó”, indicó Trujillo sobre los disparos por parte de los uniformados en medio de los disturbios.

El ministro de Defensa sentenció que la información recopilada de estos reportes permitirá individualizar responsabilidades en lo que corresponda frente a los casos concretos que sean materia de investigación.