En entrevista con el diario El Tiempo, el funcionario puntualizó que la Alcaldía en ningún momento dio instrucciones para que la fuerza pública disparara en contra de los ciudadanos durante las manifestaciones que se llevaron a cabo esta semana en la capital.

“Ni la Policía ni la Administración Distrital dimos la orden de recuperar la seguridad de la ciudad a cualquier costo o violando las normas de los derechos humanos. Lo que sí llama la atención es que algunos miembros de la institución están haciendo uso indebido de los elementos y aplicando la fuerza de manera indebida”, manifestó.

Acero, igualmente, señaló en el impreso que si hay que hacer ciertas modificaciones estructurales dentro del cuerpo de seguridad toca realizarlas lo más pronto posible, para que no se sigan presentado casos de abuso de poder.

Aunque han tenido discrepancias, el secretario aseguró que actualmente el distrito tiene una buena relación con la Policía Metropolitana de Bogotá. “Es un vínculo que siempre se ha establecido en términos de poderse decir las cosas. Hemos venido trabajando en equipo”, concluyó en el rotativo.

Este viernes, por su parte, la alcaldesa Claudia López expresó su molestia debido a que considera que el cuerpo de seguridad está desobedeciendo sus órdenes. Además, criticó el accionar de esa institución durante las protestas.

Finalmente, la mandataria local indicó que la ciudadanía merece saber la verdad sobre el “despliegue de violencia” que sufrió la capital por parte de varios miembros de la Policía en medio de las movilizaciones.